Reemplazar un equipo extraviado o robado

Si perdiste o te robaron el teléfono recientemente, puedes suspender tu cuenta e impedir que se utilice el teléfono en cualquier red comunicándote con Servicio al Cliente, o ingresando a my T-mobile.com para suspender / bloquear el aparato. Una vez que T-Mobile sea notificado, bloquearemos tu aparato y tarjeta SIM, para que no tengas que preocuparte de que otra persona tenga acceso a algo en tu teléfono o pueda usar tu servicio. Consulta Evitar el uso no autorizado de tu teléfono para aprender acerca de funciones de seguridad fáciles de configurar que pueden ayudarte a proteger la información de tu cuenta antes de que pierdas o te roben el teléfono.

 

Si consideras que tu aparato está incorrectamente listado como perdido o robado, comunícate con el Servicio al Cliente para obtener asistencia.

 

Para cuentas de servicio pospagado

  1. Antes que todo, intenta llamar a tu equipo extraviado y presta atención para ver si escuchas tu tono de timbre.
  2. Si el equipo tiene funciones antirrobo, úsalas para protegerlo y buscarlo.
  3. Si estás suscrito a FamilyWhere, tú o un miembro de tu familia pueden usarlo para localizar el equipo.
    Nota: La información de ubicación de los equipos con iOS es limitada. FamilyWhere muestra una ubicación aproximada (es decir, la torre celular más cercana) de los equipos con iOS de tu cuenta.
  4. Si te suscribes a servicios de T-Mobile tales como Lookout Mobile Security Premium o BlackBerry Protect, puedes seguir pasos para localizar y proteger tu equipo extraviado.
  5. Visita Mi T-Mobile e ingresa a tu cuenta para suspender tu línea. Ten en cuenta que una vez suspendida tu línea, ya no podrás escuchar el buzón de voz desde otra línea.
  6. Reemplaza tu equipo y restablece el servicio:
    • Presentar un reclamo si tienes protección para teléfonos.
    • Actualizar tu aparato en una tienda.
    • Usar otro equipo que ya tengas con una nueva tarjeta SIM de T-Mobile.
      • Si necesitas una nueva tarjeta SIM, puedes comprarla en una tienda.
      • Si tienes una tarjeta SIM sin usar, puedes actualizar tu número de SIM comunicándote con Servicio al cliente.
  7. Visita Mi T-Mobile e ingresa a tu cuenta para restablecer tu línea.. Una vez que tengas tu nuevo equipo y restablezcas tu servicio, puedes configurar tu nuevo teléfono para transferir contactos y otra información personal.

 

 

Para cuentas de servicio prepagado

  1. Intenta llamar a tu equipo para y presta atención para ver si escuchas tu tono de timbre.
  2. Si tu equipo tiene funciones antirrobo, úsalas para proteger y buscar tu teléfono extraviado.
  3. Comunícate con Servicio al Cliente de T-Mobile para suspender tu línea.
  4. Reemplaza tu equipo comprando otro en una tienda. Hasta que obtengas un equipo nuevo, puedes usar otro equipo que ya tengas con una nueva tarjeta SIM de T-Mobile.
  5. Una vez que tengas un nuevo teléfono y una tarjeta SIM, comunícate con Servicio al Cliente de T-Mobile para restablecer tu servicio.
  6. Después de haber restablecido el servicio, puedes configurar tu nuevo equipo para transferir contactos y otra información personal.

 

 

Cargos no autorizados

Si tu factura muestra cargos facturados a tu teléfono después de haberlo perdido pero antes de que suspendieras el servicio o lo reportaras como rodado, puedes disputar esos cargos. Investigaremos la actividad de tu cuenta y quizás debas brindarnos más información con respecto al robo o pérdida como parte de nuestra investigación.

 

Tomamos en cuenta todos los hechos y circunstancias como parte de nuestra investigación, lo que incluye la revisión de tu cuenta para comparar el uso durante el período en que el teléfono estuvo extraviado con el uso durante el período en el que aún tenías el teléfono. Consideraremos toda la información relevante, incluyendo cualquier tipo de documentación que puedas proporcionar para demostrar que no estabas en posesión del equipo al momento de incurrir en esos cargos.

 

 

Aparatos encontrados

Si informaste la pérdida o el robo de tu aparato y luego lo encuentras comunícate con el Servicio al Cliente para solicitar un desbloqueo. El tiempo de procesamiento estimado es de 24 horas.

 

Si encuentras un equipo T-Mobile perdido, usa T-Mobile.com para encontrar la ubicación T-Mobile más cercana, si fuera necesario, y luego lleva el teléfono a la tienda T-Mobile más cercana para que podamos devolvérselo a su propietario.