Reiniciar tu teléfono de manera regular

Si bien a todos nos gusta permanecer conectados y dejar nuestros teléfonos encendidos, puedes mejorar su rendimiento sólo con reiniciarlo al menos una vez a la semana.

 

Recomendamos reiniciar una vez a la semana, pero con mayor frecuencia si presenta cualquiera de los problemas que se describen a continuación. Esto ayuda tanto a la conexión a la red como al software del aparato:

 

  • Beneficio para la red:
    • De vez en cuando, los teléfonos pueden perder la conexión con la red T-Mobile, al igual que tu computadora en ocasiones pierde la conexión con la red inalámbrica.
    • El reinicio hace que el teléfono tenga que volver a conectarse, lo que puede ayudar con problemas de red y conectividad.
  • Beneficio para el software:
    • El rendimiento del teléfono también se beneficia al limpiar la memoria. En general, las aplicaciones continúan ejecutándose en el fondo, lo que puede provocar la descarga, lentitud y calentamiento de la batería, y otros conflictos.
    • El reinicio puede limpiar la memoria, aplicaciones y conflictos.

 

Puede resolver problemas como:

 

  • La batería se agota
  • Problemas con las llamadas
  • Calor
  • Señal baja o inexistente
  • Problemas de poca memoria (errores que obligan a cerrar, errores de memoria, colapsos, congelamiento)
  • Problemas con mensajes
  • Datos lentos
  • Conectividad de llamadas Wi-Fi