Solución de problemas de colapso, congelamiento o reinicio inesperado

El colapso, el congelamiento y el reinicio por lo general son señales de un problema de software o con una aplicación. Esto significa que tu aparato no está roto, pero probablemente necesita algo de limpieza.

 

Antes de empezar

Antes de seguir los pasos que se detallan más abajo, verifica lo siguiente:

 

marca de verificación.PNG  Saca la batería y la tarjeta SD, de ser posible.

marca de verificación.PNG  Actualiza el software del equipo a la versión más reciente.

marca de verificación.PNG  Abre la tienda de aplicaciones y descarga las actualizaciones de todas las aplicaciones.

marca de verificación.PNG  Desisntala las aplicaciones que hayas descargado o actualizado últimamente.

marca de verificación.PNG  Reinicia tu aparato con regularidad para liberar memoria.

marca de verificación.PNG  Limpia la memoria/el almacenamiento con frecuencia. Verifica que tienes suficiente espacio libre para evitar problemas futuros.

 

Si tu aparato cumple con los criterios detallados arriba, pero el problema persiste, continúa con los pasos de solución de problemas que correspondan que aparecen a continuación.

 

El equipo no enciende
  1. Enchufa el aparato durante al menos 20 minutos para que se cargue.
    • Utiliza el enchufe de cara y el cable que vinieron con el aparato.
    • Prueba diferentes tomacorrientes y enchufa otras cosas (por ejemplo, una luz) para asegurarte de que funcionen.
  2. Si el teléfono tiene una funda, prueba quitándola. Es posible que la funda toque un botón o que el cable del cargador haga contacto con ella al enchufarlo.
  3. Mira el puerto de carga. Asegúrate de que no esté dañado y de que no tenga suciedad.
  4. Mantén presionada la tecla de encendido y de bajar volumen por 45 segundos.
El aparato colapsa, se congela o se reinicia
  1. Verifica que tu aparato tenga suficiente espacio de almacenamiento libre. T-Mobile recomienda tener al menos 15% del almacenamiento en el aparato libre.
  2. Restablece la configuración de fábrica con las teclas de hardware.
  3. Desactiva las opciones para hacer copias de seguridad y restablecer configuraciones, de estar disponible.
  4. Restablece la configuración de fábrica.
    • Desactiva las opciones para hacer copias de seguridad y restablecer configuraciones, de estar disponible. Es posible que arrastren el problema.
    • Realiza la reconfiguración. Visita la página de Aparatos, y usa la página "Reconfiguración del aparato" para obtener ayuda.
    • Luego de reconfigurar tu aparato no instales aplicaciones, cuentas de correo electrónico, Facebook, servicios de sincronización ni tarjetas de memoria al principio. Prueba el equipo sin ellos.
  5. Aparatos Android:
    • Borra la partición de la caché para limpiar la memoria del sistema. (Usa la página "Restablecer aparato" para obtener ayuda).
    • Borra la caché de todas las aplicaciones. (Usa la página "Administrar aplicaciones" para obtener ayuda).
    • Desisntala los iniciadores de aplicaciones o las aplicaciones de la pantalla principal.
    • Reinicia el equipo para salir del modo seguro.
    • Administrar la memoria de tu equipo Android
  6. Aparatos Apple:
El equipo no responde
  1. Usa la yema de los dedos para tocar la pantalla. Si usas un guante, lápiz electrónico o la uña del dedo, la pantalla táctil no podrá detectar ese toque.
  2. Verifica si el problema sólo ocurre en el borde de la pantalla. Esto puede ser normal. Las pantallas a menudo tienen menor sensibilidad ahí para evitar ingresos accidentales.
  3. Retira todos los protectores de pantalla, fundas u otros accesorios que estén en contacto con la pantalla.
  4. Limpia el aceite, los residuos o la suciedad de la pantalla.
  5. Verifica que la versión de software esté actualizada. Descarga cualquier actualización que haya disponible.
  6. Verifica si este problema ocurre cuando se usan múltiples aplicaciones o una aplicación específica:
    • Si el problema ocurre con varias aplicaciones, es posible que tu aparato tenga poca memoria. Cierra todas las aplicaciones menos la que está activa.
    • Si el problema ocurre en una aplicación, borra la caché o los datos de las aplicaciones. Si eso no ayuda, desinstala la aplicación.
  7. Para Android, limpia la partición de la caché.
  8. Para Apple, realiza una reconfiguración parcial.
  9. Si el problema continúa, restablece la configuración de fábrica usando las teclas de hardware.

 

Para conocer los procedimientos específicos para los pasos 5 - 9 antes detallados para tu teléfono, visita la página Aparatos, selecciona el tuyo y busca los pasos allí.